Nuestra web utiliza cookies. Para continuar acepta nuestra política de cookies.

Ayuda DIN 2019-01087 financiada por:

COMET Ingeniería aterriza en el Aeropuerto de Castellón con instalaciones que le permitirán ejercer de DOA y POA

Las nuevas competencias reforzarán el posicionamiento de la Comunidad Valenciana como motor del sector espacial y aeronáutico.

La empresa valenciana COMET Ingeniería contará, a partir del primer trimestre de 2023, con una nueva sede. El lugar elegido es el Aeropuerto de Castellón. Y es que, uno de los objetivos del Plan de Desarrollo Estratégico de COMET que le ha llevado a ampliar sus instalaciones, es el de obtener la Aprobación como Organización de Diseño (Design Organisation Approval o DOA) y la Aprobación como Organización de Producción (Production Organisation Approval o POA), para cuyas labores, esta es una ubicación inigualable.

En la actualidad, COMET Ingeniería cuenta con unas oficinas de 160m2 en el núcleo urbano de Valencia capital. En ellas se realizan trabajos de consultoría de ingeniería mecánica para diversos sectores (espacio, aeronáutica, ferroviario, naval, defensa e industria manufacturera), desarrollan estructuras aeronáuticas para aviones y drones, además de estructuras desplegables espaciales (que se encuentran ya en un nivel de maduración precomercial) financiados, entre otros, por la Agencia Espacial Europea (ESA), el Instituto Valenciano de Finanzas y ENISA. Por último, desarrollan y fabrican utillaje de producción y montaje para la industria manufacturera en general (con clientes como Talgo, Stadler, General Dynamics Santa Bárbara, etc.) y participan en otros proyectos de investigación y desarrollo para la industria espacial.

Sin embargo, las instalaciones actuales, por su ubicación y estructura, no permiten afrontar labores propias de producción, por lo que, hasta ahora este tipo de trabajos, se contrataba a terceros, con el encarecimiento correspondiente y la falta de competitividad que conlleva.

El desarrollo de una región

Así, a partir del primer trimestre de 2023 la PYME valenciana contará con una segunda sede, esta vez en Benlloch (Castellón), financiada parcialmente a través de una ayuda concedida por la Generalitat Valenciana. Lasubvención forma parte del Plan Estratégicodel Gobierno Regional para impulsar la competitividad industrial sostenible de la región, y asciende a 256.160,70€ (151.413,30 € para 2022 y 104.747,40 € para 2023) destinados a impulsar proyectos estratégicos para la Comunidad Valenciana. Se trata de una ayuda concedida por la Dirección General de Industria, Energía y Minas, dependiente de la Consejería de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.

La directora general de Aerocas, Blanca Marín, ha mostrado su satisfacción por la llegada al aeropuerto de COMET Ingeniería, “una empresa que desarrolla una actividad de alto valor añadido, basada en la investigación y la tecnología y con un personal altamente cualificado, contribuyendo de esta forma a retener el talento”.  En este sentido, Blanca Marín ha incidido en el objetivo del aeropuerto de erigirse en un espacio de oportunidad para las empresas del sector y ejercer un papel dinamizador de la industria aeroespacial en la Comunitat Valenciana.  

Tanto las nuevas instalaciones, como las nuevas competencias que la empresa podrá desarrollar en ellas, suponen un nuevo impulso para la región ejerciendo de tractor de la economía local y que amplía las posibilidades de desarrollo profesional a los titulados de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica de la Universidad Politécnica de Valencia, evitando así la fuga de talentos.

Por su parte, Ángel Sierra, director de Desarrollo y Calidad y socio fundador de COMET Ingeniería, destaca que “una iniciativa como la que protagoniza el aeropuerto de Castellón es una ocasión inmejorable para que el incipiente sector espacial y aeronáutico valenciano se desarrolle y cobre el protagonismo que sí posee en otras regiones españolas y europeas”.

Desde sus inicios, hace ahora 15 años, COMET Ingeniería ha estado muy comprometida con el desarrollo tecnológico de la Comunidad Valenciana y su posicionamiento dentro del sector espacial y aeronáutico. No en vano, COMET Ingeniería es una de las empresas fundadoras del clúster del sector aeronáutico y espacial de la Comunidad Valenciana: Espai Aero, que preside precisamente Pepe Nieto, CEO de COMET.

DOA y POA, un nuevo horizonte

Además, parte de esta ayuda está destinada a la certificación de la empresa como DOA y como POA, gracias a las que COMET Ingeniería podrá continuar, de manera independiente, con el desarrollo de los proyectos que está realizando, e incluso prestar estos servicios a terceros. También podrá afrontar la producción de componentes aeronáuticos y espaciales; y asumir tareas de producción, principalmente relacionadas con la fabricación de piezas metálicas, de material compuesto, por impresión 3D, montaje, control de calidad, etiquetado, embalaje, almacenamiento y logística, tanto a nivel nacional como internacional.

Y es que, según la normativa europea vigente, toda actividad desarrollada en el ámbito del diseño y/o producción de elementos embarcados en aeronaves que operen o sobrevuelen territorio europeo debe ser realizada por entidades que cuenten con la certificación como DOA y/o como POA que conceden, bien EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea) o su equivalente en España AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) para el caso de la POA.

Así, la aprobación como DOA en concreto, habilitará a COMET para diseñar -en función del alcance de la aprobación-, desde aeronaves completas hasta subsistemas aeronáuticos o elementos aislados. La aprobación como POA, por su parte, le habilitará para fabricar elementos que se pueden instalar en las aeronaves.

En la actualidad, en toda España hay tan solo unas 25 empresas que cuentan con algún tipo de aprobación DOA, la mayoría de las cuales están orientadas a dar soporte de ingeniería para la realización de pequeñas reparaciones en aeronaves. De estas, solo dos están ubicadas en la Comunidad Valenciana. Por eso, este nuevo paso de COMET Ingeniería supondrá un nuevo espaldarazo al desarrollo y posicionamiento tanto de la propia empresa, como del Aeropuerto de Castellón y de la propia región en el sector aeronáutico nacional e internacional, puesto que la habilitación DOA/POA es exigida en toda Europa.

Mucho más que un espacio físico

Además, parte de la subvención obtenida, se destinará también a la adquisición del material necesario y a la ampliación de personal con el que completar el cuadro profesional de la empresa de cara a las nuevas competencias. COMET cuenta actualmente con una plantilla de en torno a 25 trabajadores, de los cuales, más del 90% son titulados universitarios, grado o máster, en ingeniería aeronáutica o industrial. En los próximos meses se espera poder contratar a cinco nuevos profesionales con los que afrontar este prometedor proyecto.

Con respecto a las características de la nueva sede, se trata de una solución modular (permitiendo así un posible crecimiento planificado de las instalaciones) y, por supuesto, respetuosa con el medio ambiente: realizada con materiales reciclados y fácilmente reutilizables, y alimentada con energía eléctrica proveniente de placas fotovoltaicas instaladas en sus cubiertas.